¿Es la Navidad una tradición o una imposición?

con No hay comentarios

 

En un estado laico como es el nuestro, hay ciertos asuntos que empezamos a cuestionar: ¿la celebración de la Navidad debe ser algo público e impuesto o algo íntimo y pertenecer al ámbito estrictamente personal y dentro del marco de la costumbre?

Tradiciones cuestionadas

Cada año la campaña navideña comienza antes; es una gran campaña comercial de la que en muchos casos dependerán los recursos económicos de gran parte del año que sigue. Quizá por eso no llegamos a plantear seriamente esta cuestión.

¿Es la Navidad una campaña comercial sin más o una celebración tradicional tan arraigada que ni siquiera nos planteamos celebrarla o no?

Desde que tengo uso de razón no recuerdo un solo año que la Navidad no haya formado parte de mi vida. Siempre he presumido de nacer en tiempo de Navidad y estas fiestas están “grabadas en mi ADN”.

Mi madre siempre une esta época a la felicidad, al final de una etapa y el principio de otra, posiblemente se deba al nacimiento de su primera hija y nunca se va a cuestionar Navidad sí o no, ella también nació en las mismas fechas y los sentimientos son muy profundos.

Tradiciones integradas

De la misma forma he transmitido esta carga emotiva a mi descendencia, que espera con ansia la llegada de estas fechas que relaciona con reunión familiar, luces de colores, dulces y regalos. Todo ello formará siempre parte de su costumbre y también de su intimidad.

Pero ¿por qué no entender que para otras personas de otras culturas estas fiestas no son algo especial? Eso nos da que pensar si en realidad esas emociones en realidad están respaldadas por intereses puramente comerciales y ni siquiera nos permitimos plantearnos qué nos une en realidad a esta costumbre.

Respeto

Para mí sólo cabe una actitud: RESPETO.

Respeto para quienes lo viven con tanto cariño e ilusión como mi familia y yo, y respeto por aquellas personas que no tienen ninguna necesidad ni atracción por estos festivos. Las campañas comerciales que activan el mercado y hacen que se movilicen recursos, generen puestos de trabajo, están muy bien si se plantean con responsabilidad, no como excusa para el derroche y la marginación.

Si necesitamos motivos para expresar solidaridad, hospitalidad, generosidad, pues bienvenida sea la Navidad y las empresas tenemos una gran responsabilidad, no aprovechar para abusar de la carga emocional y fomentar el despilfarro y duplicar precios; la falta de medios económicos para muchas familias en estas fechas causa dolor y marginación. Para muchas personas resulta muy doloroso el recuerdo de las personas  ausentes.

Hagamos nuestras las tradiciones, vivamos cada momento

A lo largo de mi trayectoria en El Fogón, he conocido toda clase de historias, historias de vida todas ellas muy emotivas y es un privilegio para mí y un regalo cuando las personas que vienen a preparar su reserva para estos festivos comparten conmigo estas historias reales que forman parte de su vida.

Siempre he dicho que escribiría un libro con tantas y tantas anécdotas.

 

En el Fogón Ilicitano te invitamos a descubrir una gran oferta gastronómica inspirada en cada estación y eligiendo con mimo cada alimento. Y puedes elegir el local que más cerca se encuentre de ti, además queremos volver a estar en tu mesa y ya está disponible el menú de estas fiestas.

El Fogón Bulevar

El Fogón Centro

El Fogón SV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Donde encontrarnos