Alimentación Infantil

con No hay comentarios

¿Nuestros hijos comen bien? Es una de las mayores preocupaciones de aquellos que tenemos niños en edad de crecimiento.

Los primeros siete años son los más importantes de nuestra vida, por lo que necesitaremos una dieta rica en nutrientes y equilibrada que nos ayude a crecer sanos. De ello dependerá el futuro desarrollo y salud de nuestro cuerpo.

¿Nuestros hijos comen bien? Es una de las mayores preocupaciones de aquellos que tenemos niños en edad de crecimiento.

Los primeros siete años son los más importantes de nuestra vida, por lo que necesitaremos una dieta rica en nutrientes y equilibrada que nos ayude a crecer sanos. De ello dependerá el futuro desarrollo y salud de nuestro cuerpo.

Actualmente, en la era de la información, la comunicación y la tecnología, con un considerable incremento de la ”calidad de vida” es cuando, según estadísticas, nuestros niños padecen mayores deficiencias ocasionadas por la mala alimentación.

Diabetes, obesidad, intolerancias…¿es casual?¿se pueden corregir?
Los patrones familiares han cambiado. En la familia moderna cada miembro de la misma tiene un horario diferente. Ya no nos sentamos juntos alrededor de la mesa, por tanto los niños pierden la referencia más importante para ellos: los papás.

La comida en familia nos es sólo el momento de estar juntos y compartir lo que nos ha pasado durante el día, también es el momento en el que los más pequeños aprenden y adquieren hábitos de como deben alimentarse.

En la mesa les enseñamos a comportarse, pero también a conocer los alimentos, la cocina que forma parte de la cultura de la tierra donde han nacido. Les transmitimos seguridad y confianza y porqué es tan importante lo que comen.

El colegio y el comedor escolar asume este papel, que no es el suyo. No debemos delegar esta responsabilidad en un servicio, que cumple una función importante y necesaria, pero que no transmite valores, costumbres o cultura gastronómica, eso corresponde al ámbito familiar.

Si queremos que nuestros pequeños lleguen a ser personas sanas y por tanto felices, debemos prestar mucha atención a sus necesidades nutricionales, y por supuesto, la mejor forma es conociendo las nuestras: ellos seguirán el ejemplo de sus mayores, esta es una gran responsabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Donde encontrarnos