Las Semillas

con No hay comentarios

 

Los frutos secos y las semillas son entre los alimentos que pueden consumirse tomarse crudos, los más ricos en proteínas y minerales.

En este tiempo de principios de otoño, en el que el calor se resiste a abandonarnos, no debemos perder de vista las necesidades nutricionales de nuestro cuerpo para facilitar el cambio de estación sin que nuestra salud se resienta.

Los frutos secos y las semillas son entre los alimentos que pueden consumirse tomarse crudos, los más ricos en proteínas y minerales.

En este tiempo de principios de otoño, en el que el calor se resiste a abandonarnos, no debemos perder de vista las necesidades nutricionales de nuestro cuerpo para facilitar el cambio de estación sin que nuestra salud se resienta.
Añadir una pequeña cantidad de semillas en nuestro menú diario nos garantiza el aporte de vitamina E y vitaminas del grupo B así como antioxidantes y abundante fibra que hará que nos sintamos con más vitalidad.
Entre las semillas más comunes encontramos el lino, el sésamo y la chía.

LINO: gran amigo del corazón, aliado de la salud intestinal y excelente fuente de omega 3. Contiene dos tipos de fibra, una soluble que ayuda en el proceso de digestión de los alimentos y otra insoluble, que acelera el tránsito intestinal. Unos 15 gramos al día añadidos a ensaladas, macedonia de frutas o en la masa del pan ayuda a prevenir la hipertensión, ansiedad y osteoporosis gracias al contenido en magnesio.
La forma más habitual de consumir las semillas de lino es moliéndolas o como aceite.

SÉSAMO: rico en hierro y calcio, son aliadas del corazón y del sistema nervioso. Está presente en multitud de recetarios de medicina ancestrales, lo que indica que sus beneficios como reconstituyente y energetizante son conocidos desde la antigüedad. Contiene ácidos grasos que reducen los triglicéridos y ayudan a controlar la presión arterial y facilita la eliminación del colesterol. Las semillas de sésamo trituradas resultan muy sabrosas y nutritivas y aportan un rico aroma y sabor a todas aquellas recetas a las que se incorpora. Su sabor anuezado resulta apropiado tanto para recetas dulces como saladas.

CHÍA: esta pequeña semilla aporta mucha energía y por su gran poder saciante, ya que absorbe 10 veces su peso en agua, se utiliza mucho en dietas de adelgazamiento. Su popularidad viene del boca a boca.
Tiene un sabor suave y muy agradable y la forma habitual de consumirlas es en su estado natural, con agua, zumo o algún alimento líquido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Donde encontrarnos