Nuestra historia

Bienvenidos a el fogón ilicitano

El Fogón Ilicitano comenzó su andadura en 1996 como un establecimiento de comida. Fuimos pioneros en ofrecer una amplia oferta gastronómica diaria. Y en un contexto social en el que la mujer cada día estaba más integrada en el mercado laboral, cubrimos ese hueco que tanta falta hacía: atender a las necesidades de las mujeres trabajadoras.

A lo largo de estos años, hemos ido creciendo y hemos abierto más establecimientos debido a la gran demanda del mercado. Sin dejar atrás la comida tradicional, hemos incorporado nuevas maneras de crear, elaborar y cocinar adecuando nuestra oferta gastronómica a cada tipo de público.

Todo esto no hubiese sido posible sin nuestro equipo humano. Un equipo bien formado, con experiencia en el sector, con conocimiento de nuestros platos y capaces de proporcionar a nuestros clientes un trato único y personalizado.

Ahora, damos un nuevo paso y nos abrimos camino en la era digital, para poder llegar a todos nuestros clientes sin que tengan que desplazarse. Podrán hacer su compra desde casa, desde el trabajo o desde cualquier punto donde se encuentren sin ningún tipo de molestia y con la mayor comodidad.

Somos lo que somos gracias a nuestros clientes que han confiado en nosotros desde que empezamos, a nuestro equipo humano y profesional que atiende siempre con una sonrisa, y a nuestra capacidad de adaptación y variabilidad de productos.

“En el fogón ilicitano, preparamos con cariño algo rico y diferente”

Donde encontrarnos